lucha

Un nuevo giro a la leyenda del samurái ciego

Ichi (2008) continúa con la temática ya bastante repetida en el cine japonés de Zaitochi, el espadachín ciego, pero en esta ocasión la protagonista será una mujer también ciega, que aprendió de él su asombrosa técnica con la espada.

La trama es muy sencilla. La chica viaja en busca de su maestro. Resulta que Zaitochi la adoptó y posteriormente la dejó en una casa de mujeres ciegas (en Japón, se las conocía como Goze, y se dedicaban a tocar música). Así que Ichi no sólo es música sino que en secreto es una experta con la espada. (más…)

Anuncios

Los samuráis según Yoji Yamada – Tercera parte

Con Love and honor (2006) Yoji Yamada cierra su triología sobre los samuráis. En este caso se nos presenta una desgarradora historia sobre la superación personal, el amor y la venganza. Como en sus predecesoras, la trama gira alrededor de un personaje; es de nuevo la vida de un samurái, cuyo carácter no tiene nada en común con el de los protagonistas de las otras dos películas, pero que se enfrentará de nuevo a una serie de adversidades y un duelo final. (más…)

Los samuráis según Yoji Yamada – Segunda parte

La espada oculta (2004) es la segunda película de la triología de samuráis de Yoji Yamada. Podéis ver mi crítica sobre la primera pinchando aquí. Recomiendo leerla antes, al igual que recomiendo ver las tres películas (aunque el orden de visionado es irrelevante)

Al igual que su predecesora, se enmarca en el Japón del siglo XIX, pero ahondando mucho más en el declive de la casta de los samurái y de la era del Shogunato. La cinta muestra como las nuevas armas y métodos occidentales tratan de calar en la sociedad japonesa, sumamente tradicionalista y reacia a abandonar la espada. (más…)

Ninjas para pasar el rato y…nada más

Shinobido (2012) es una película para poner en Antena 3 por la tarde. Sí, es un telefilm. No quisiera encontrarme algo así en el cine. La razón de comentarla en el blog es porque desde un primer momento pensé en comentar de todo. Desde películas malas a clásicos. Si alguien busca esta película y llega aquí por lo menos sabe lo que se espera, porque además hay poca información sobre ella en internet.

Antes de seguir, ¿merece la pena  verla? Sí y no. Depende. Vais a tener que leer el artículo. (más…)

Cuando se desenvaine la última espada

El título de mi crítica es el que me habría gustado para la película, que en inglés se llama, de hecho, When the last sword is drawn. Creo que una historia como esta necesita un título poético. Pero no soy yo quien pone los títulos en español, así que vayamos al grano.

La espada del samurái (2003), de Yōjirō Takita, nos cuenta la historia del Shinsengumi (fuerza de policía especial) durante los últimos días del Shogunato Tokugawa. El relato se desarrolla a través de flashbacks: los recuerdos de Hajime Saito (capitán del Shinsengumi) y de Chiaki, quien por entonces era sólo un niño, hijo de un daimyo provincial. A través de la memoria de los protagonistas vamos completando el rompecabezas y descubriendo la vida de Yoshimura Kanichiro. Y es que la historia se centra en las adversidades a las que se enfrenta el samurái, de bajo rango, oriundo del pueblo de Chiaki, que decide abandonar su clan  y convertirse en un ronin del Shinsengumi para así poder conseguir dinero con el que alimentar a su familia durante la hambruna que asola Japón. Aunque Yoshimura parece un mal samurái corrompido por la avaricia, conforme avanza la historia los demás personajes descubren su valor no sólo como padre y marido que se desvive por su familia, sino también como samurái. (más…)

Katanas, samuráis y mucha sangre

Pocos cineastas saben combinar crueldad y belleza como lo hace Takashi Miike. El japonés nos transporta en 13 asesinos al  periodo más decadente de su país natal, y aunque se toma licencias para desarrollar el argumento, hay que destacar el rigor y realismo en lo que a los samurái se refiere. Katas de iaido (el arte japonés de desenvainar la espada y cortar), combates fugaces y brutales tajos a la japonesa; la velocidad en el uso de la katana lo es todo y Miike lo capta a la perfección. Sin ser una película histórica en absoluto, se disfruta de las escenas de lucha, que van más allá de una bonita coreografía hollywoodiense. (más…)